top of page

PROPUESTA PARA FORTALECER LA GESTIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS EN EL PERU



La gestión de los recursos hídricos en los últimos años ha experimentado un retroceso en el posicionamiento nacional e internacional, debido a una pérdida en la visión a largo plazo, debilitamiento de las capacidades técnicas, y una estructura altamente burocrática. Esto conlleva al deterioro en el liderazgo del sector y hoy se constituye en uno de los sectores que más trabas pone al desarrollo de las inversiones en el país. Estos aspectos tienen que cambiar y para ello urge la necesidad de implementar medidas inmediatas, tales como:

A. Garantizar la disponibilidad hídrica y el acceso del agua a la población y actividades productivas.

Implica hacer esfuerzos para una gestión integrada de los recursos hídricos en todos los niveles: nacional, regional y local, basado en la gestión por cuenca hidrográfica. Emprender proyectos y acciones para conservar las fuentes naturales de agua, impulsar mejoras en las eficiencias hídricas, especialmente en el uso del agua en la agricultura. Establecer políticas claras para el tratamiento adecuado de las aguas residuales domésticas e industriales que se vierten a los cuerpos hídricos.

B. Responder a los efectos del cambio climático.

  • El gran desafío de nuestro País está en responder a los efectos del cambio climático sobre los recursos hídricos. Involucra emprender medidas de adaptación y mitigación a los efectos del cambio climático, pero además con enfoques integrales que articulen entre el sector gubernamental, el sector privado y la sociedad civil, y priorizar los siguientes aspectos:

  • Asegurar la provisión de bienes y servicios en la cadena de valor productivo.

  • Establecer medida para reducir las pérdidas y riesgos de los sistemas de producción, especialmente en el sector agricultura.

  • Mejorar el aprovechamiento de los recursos hídricos, especialmente en áreas o zonas con alta inseguridad hídrica, lo que implica la construcción de reservorios, actividades de siembra y cosecha de agua, incrementar la eficiencia en el uso del agua, especialmente en la agricultura.

  • Implantar proyectos de regulación hídrica en las cuencas hidrográficas, con la finalidad de asegurar el abastecimiento de agua a la población y para el desarrollo de actividades en épocas secas.

  • Conservar y restaurar las partes altas de las cuencas hidrográficas con el fin de incrementar el poder regulatorio (aumentar el tiempo de retención del agua en el suelo y regular los niveles de escorrentía para evitar las crecientes y aumentar los flujos de retorno para incrementar los caudales en los periodos de estiaje).

C. Gobernanza de los recursos hídricos.

Nuestro país posee una disponibilidad hídrica importante (octavos en el mundo y terceros en Latinoamérica), en ese contexto se tiene que mejorar la institucionalidad en el sector agua, así como rediseñar su marco normativo y de políticas nacionales, con la mirada de impulsar el mayor valor al agua, modelos de gestión integrada de recursos hídricos, uso de instrumentos financieros y gestión comunitaria o formas asociativas para una provisión adecuada del agua e Impulsar mecanismos de retribución ecosistémica por el servicio ambiental que generan las cuencas hidrográficas especialmente por la provisión de agua.

D. Seguridad alimentaria

La provisión de alimentos en nuestro país así como en todo el mundo depende de la disponibilidad y calidad hídrica, así como de la calidad de los suelos, en ese contexto es primordial mejorar la operatividad de la infraestructura hidráulica (sistemas de riego), reducir la evaporación del agua, la escorrentía y la lixiviación causadas por el movimiento del agua en el suelo, minimizar la contaminación del agua y la salinización de los suelos y promover los mecanismos de reciclaje y la reutilización del agua.

E. Mejorar la calidad de los recursos hídricos y los ecosistemas

Fomentar estrategias de control ambiental, especialmente en los vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales. Reducir las fuentes de contaminación a los cuerpos hídricos, asegurará la disponibilidad de la misma y la recuperación de ecosistemas vinculados a los recursos hídricos. La regulación ambiental hídrica desempeña un papel preponderante en nuestro país, es imprescindible reducir las brechas en calidad de recursos hídricos. Generar los instrumentos técnicos necesarios que orienten a las industrias a mejorar sus procesos productivos e impulsar él reúso de las aguas residuales como medida fundamental para la recuperación de los cuerpos hídricos (ríos, lagos, lagunas y nuestro mar).

F. Reorganizar y fortalecer la Autoridad Nacional del Agua (ANA)

La ANA necesita cambiar el enfoque para que pueda alcanzar eficiencia en la gestión de los recursos hídricos, este cambio involucra modernizar la actual estructura interna, evaluar el modelo de la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) y de las Administraciones Locales de Agua (ALA) puesto que se han convertido en obstáculos para el desarrollo de proyectos de inversión y en especial de infraestructura hidráulica.

Modernizar y automatizar el proceso de monitoreo de la calidad de los recursos hídricos, así como modernizar el sistema nacional de información de recursos hídricos con el objeto que brinde información en tiempo real del estado de los recursos hídricos.

Dotar a la ANA de funciones ejecutora y no solamente de simple rector técnico normativo. Modificar la Ley de Recursos Hídricos a efectos de dotar a la ANA con mayor función y competencia para la ejecución de proyectos hidráulicos, fiscalización ambiental hídrica, imposición de sanciones y gestión en el ámbito de cuencas hidrográficas.

Dar impulso al sistema nacional de gestión de los recursos hídricos, que se convierta en el espacio real de concertación ciudadana para fomentar las políticas adecuadas en materia de recursos hídricos.

Hay aspectos claves que se requieren adoptar para mejorar la gestión de la ANA:

  • Modificar la Ley de Recursos Hídricos a efectos de atribuirle a la ANA más competencias exclusivas para la fiscalización hídrica y la capacidad sancionadora.

  • Modificar el ROF y reorganizar de una manera más efectiva, implica fusionar direcciones de línea que casi hacen las mismas funciones.

  • Automatizar los procedimientos administrativos de la ANA

  • Crear una plataforma automatizada para evaluar el desempeño de las AAA y ALA en la atención de los trámites y corroborar el cumplimiento de los plazos de ley.

  • Automatizar con equipos remotos la evaluación de la calidad de los recursos hídricos, de manera que se tenga en tiempo real la información, especialmente en las zonas donde existe conflictos sociales con actividades extractivas.

  • Modificar la gestión de las AAA y ALA con una mirada integral, es decir, que los trámites que realizan, las comunidades campesinas, nativas, juntas de regantes y otros usuarios lo puedan hacer en la sede más cercana a sus respectivas ubicaciones.

  • Impulsar desde los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca la gestión de recursos hídricos y la adecuada y equitativa distribución, así como elaborar las acciones de conservación de ecosistemas hídricos.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page